UNIFICACIÓN ALEMANA

El antiguo I Reich o Imperio alemán, quedó reconstituido después de 1815 en una Confederación Germánica formada por 39 Estados independientes, en el que el más poderoso era el reino de Prusia.
Un hecho de crucial importancia para la unificación de Alemania fue la culminación en 1834, bajo la iniciativa prusiana, del Zollverein o Unión Aduanera, que englobaba a 25 Estados alemanes. La Unión impulsó los intercambios comerciales y promovió la mejora de la red de transportes. Además afirmó la hegemonía de Prusia gracias a su superioridad económica y disminuyó la influencia de Austria en los Estados alemanes del sur.
A partir de ese momento se definieron las posturas sobre la unificación: los defensores de la Gran Alemania (Reformverein), que quería incluir en el futuro Reich a todo el Imperio Austriaco, y, por otro, los partidarios de la Pequeña Alemania (Nationalverein), que deseaban integrar sólo las religiones alemanas del Imperio Austriaco. Pero Austria se negaba a romper sus lazos con los diversos Estados del Imperio, por ello Prusia orientará su política a aislar a Austria, evitando su entrada en el Zollverein.

Resultado de imagen de UNIFICACION ALEMANA

 

En 1862, Otto von Bismarck se convirtió en canciller de Prusia. Con su política se afirmación de la hegemonía de Prusia en Alemania se inicia el proceso de la unificación:

1. La crisis de los ducados daneses (1864). La muerte de Federico VII de Dinamarca motivó esta crisis, ya que los ducados de Schleswig y Holstein (administrados por Dinamarca desde 1852) se negaron a reconocer al nuevo rey. Austria y Prusia decidieron declarar la guerra a Dinamarca y Holstein quedó bajo administración austriaca y Schleswig prusiana.

Tropper 1849.jpg

2. La guerra austro-prusiana de 1866. La tensión entre ambos países desembocó en la guerra. El ejército austriaco fue derrotado en Sadowa y Austria tuvo que aceptar la incorporación de Holstein a Prusia, creándose la Confederación Alemana del Norte (1867). Napoleón III consideró que este proceso podía llegar a la hegemonía prusiana en el continente.

Resultado de imagen de GUERRA AUSTRO PRUSIANA

3.La guerra franco-prusiana y la fundación del II Reich. El tenso clima entre Francia y Prusia estalló como resultado de la candidatura de Leopoldo de Hohenzollern al trono español. Napoleón III rechazó esta posibilidad y las negociaciones entre su embajador y el rey de Prusia en Ems no hicieron sino enturbiar el asunto. En julio estallaba la guerra con las derrotas francesas en Sedán y Metz. El fervor nacionalista de la victoria promovió la proclamación del II Reich (Imperio) en Versalles al que se integraron los Estados alemanes del sur. Nacía como un Estado federal, bajo la presidencia del rey de Prusia Guillermo I, que se convirtió en emperador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.